Make your own free website on Tripod.com
 
         
 
 
     
   
letras
 
 
 
 
 
el fin de los caminos
Santiago Montoro


Cuando yo puse mis pies en esta tierra al fin
quise mirar atrás y nada vi
mas que la luz del día lléndose de mí
el fin de los caminos, ciudades y estaciones
espero que termine acá, la soledad
la misma puerta gris me hizo otra vez golpear

cuando entré sus labios me encontraron otra vez
y revolviendo el tiempo que se fue
sacamos del mejor pasado un triste hotel
y yo me fui perdiendo en un silencio absurdo
y ella ahí diciéndome; querrás seguir
y luego me dirás no existe ese lugar


Cuando yo puse mis pies en esta tierra al fin
quise mirar atrás y nada vi
mas que la luz del día lléndose de mí
el fin de los caminos, ciudades y estaciones
no creo que termine acá, querrás seguir
y luego me dirás no existe ese lugar


nada podrá convencerte de que ya no podes ver tan claramente
que esta ciudad otra vez derrepente te vuelve a sepultar
tenés la vista perdida entre los cimientos de un sitio vacío
que hace que siempre la misma salida te vuelva a hacer entrar

 

milonga nocturna
Santiago Montoro

Silueta tibia devuelve la luz que la noche robó
fuerza del viento que agreste el destino arrazó y pasó
ella se queda dormida como esta ciudad
ella solo espera el día por verlo acabar

solo arma uno y repite el estribo de alguna canción
va reinventando en el cielo con formas su imaginación
frente al espejo desnuda se estudia y me invoca con un ademán
yo solo veo un reflejo tras un vidrio frío que no logro atravesar

mi alma quiere todo yá
tu alma solo quiere amar
mi alma escribe sin piedad
tu alma lee sin mirar

no se que busquen sus ojos en la oscuridad
ella se queda con todo prefiere no hablar

solo arma uno y repite y repite la misma canción
va reinventando en el cielo con formas su imaginación
frente al espejo desnuda se estudia y me invoca con un ademán
yo solo veo un reflejo tras un vidrio frío que no logro atravesar

mi alma quiere todo yá
tu alma solo quiere amar
mi alma escribe sin piedad
tu alma lee sin mirar

vida breve
santiago montoro `99


camino en la noche estrellada
todo es silencio alrededor
camino sin pensar en nada
y a mi mismo me digo adiós

por es mísero seguro
que no me deja respirar
por ese mísero seguro
que ni soñar permite ya

vida breve aunque no me acaricies
vida breve yo te quiero igual
yo camino callado la ausencia
que no han de recordar
vida breve aunque no me acaricies
vida breve yo te quiero igual
yo camino callado la ausencia

pasan los día y yo espero
alguna mínima señal
quien ha soñado lo posible
se puede desilusionar

yo tengo otra especie de sueño
mi luna y mejor ocasión
no es una sombra ni un recuerdo
pero duele en el corazón


vida breve aunque no me acaricies
vida breve yo te quiero igual
yo camino callado la ausencia

vida breve aunque no me acaricies
vida breve yo te quiero igual
yo camino callado la ausencia
que no han de recordar

vida breve aunque no me acaricies

vida breve yo te quiero igual
yo camino callado la ausencia

tu ausencia, tu ausencia,....

I don´t wanna, I don´t wanna, I don´t wanna, wait in vain

una historia como cualquiera
Santiago Montoro

cansada de ocultar
se pintó, se arregló y la fue
a buscar
decidida a recuperar
lo que nadie nunca nadie le
supo dar

le dijo no digas nada, no puedo esperar mas
le dijo no digas nada, vamos a caminar
le dijo no digas nada, no puedo esperar mas
le dijo no digas nada, vamos a caminar

no fue necesario hablar
no hubo nada que prometer
dos cuerpos de mujer
esa noche fue testigo sin saber por que

se amaron y se amaron hasta el amanecer
y rieron se rieron viendo el amanecer
y rieron se rieron de su soledad
y rieron se rieron, esa noche fue testigo sin saber

no fue necesario hablar
no hubo nada que prometer
dos cuerpos de mujer
esa noche fue testigo sin saber por que

se amaron y se amaron hasta el amanecer
y rieron se rieron viendo el amanecer
y rieron se rieron de su soledad
y rieron se rieron, esa noche fue testigo sin saber

THELONIOUS MONK

Santiago Montoro

Soñabas con librar tu dirección al viento
yo te ví leyendo Jean Keroouk y Herman Hesse.
Poder tocar con las manos el mundo
ese de Golbmundo, Dean Moriarty y la sesenta y seis


Pero en tu sonrisa adolescente
se escondía la tristeza
resabios que pesan,
amarguras duras, duras, duras, duras
del me fuí.


Te refugiabas en un piano la mañana en que te ví
me acuerdo bien era Thelonious Monk
yo no me pude ir.

torrentes de palabras
Santiago Montoro

En este sitio el destino me junta contigo una vez más
y se abren como abanico en mi mente fronteras mas de mil
por eso debo verter y verter lo que hay en mí
en torrentes de palabras para que no me logren ahogar

Sos espejo de mi alma solitaria
afín con mi enfermedad espiritual
sabés de taconear sobre esta calle
y sin embargo aún te sobra verdad

sos el puente hacia mi mundo inabordable
sos mi lágrima apretada que se escapa
hoy que el tiempo se me esfuma entre la duda
yo te tengo y no me quedaré con nada

sin otra guía que la nostalgia
sin querer hoy te vine a encontrar
ya no quebaba mas esperanza
ya no me aguanto un segundo más

En este sitio el destino me junta contigo una vez más
y se abren como abanico en mi mente fronteras mas de mil
por eso debo verter y verter lo que hay en mí
en torrentes de palabras para que no me logren ahogar

sos el puente hacia mi mundo inabordable
sos mi lágrima apretada que se escapa
hoy que el tiempo se me esfuma entre la duda
yo te tengo y no me quedaré con nada

sin otra guía que la nostalgia
sin querer hoy te vine a encontrar
ya no quebaba mas esperanza
ya no me aguanto un segundo más

En este sitio el destino me junta contigo una vez más
y se abren como abanico en mi mente fronteras mas de mil
por eso debo verter y verter lo que hay en mí
en torrentes de palabras para que no me logren ahogar

vieja fotografía

Santiago Montoro

Manos curtidas, brazos abiertos,
labios partidos por el frío
huellas de cada paso las de tu piel
las de tu piel las del olvido.

Ni el agua limpia ni la miseria
borran la ausencia de tantos años
tantos caminos en la memoria
cosas que nadie puede explicar


El tiempo es una máquina de hacer arrugas
y va haciendo gastar los zapatos siempre igual,
el tiempo es una lagrima que al final siempre se olvida
el tiempo es lo que nunca he de olvidar


Fueron señales no comprendidas
cosas que uno deja pasar,
fueron los hijos y otros amores
fueron los besos que no se dan.

Fue necesario tenerlo todo
y perderlo todo a cambio de nada,
fue necesario morir mil veces
para entender de un vez al fin


Que el tiempo es una máquina de hacer arrugas
y va haciendo gastar los zapatos siempre igual,
el tiempo es una lagrima que al final siempre se olvida
el tiempo es lo que nunca he de olvidar

la ceremonia del tiempo

Santiago Montoro

Aprendiste a prepo que no hay años para nadie
fue ese el golpe bajo que te supo ver caer
aprendiste un día lo que lleva hasta una vida
y hoy sabes que siempre puede ser la última vez

pero ese estigma que te queda para siempre
es pizca de brillo que de tus ojos se fue
no sofoca el resto de fiebre y ardor
es brasa es remanente que el fuego dejo

en esa hora del día en que todo pierde sentido
decís quiero mil vidas por todo lo que no fui
de que sirve saber que estamos hechos de las cosas
cosas que quisimos y que no quisimos ser

pero ese estigma que te queda para siempre
es pizca de brillo que de tus ojos se fue
no sofoca el resto de fiebre y ardor
es brasa es remanente que el fuego dejo

la ceremonia del tiempo ocurrirá otra vez
inexplicable cuando quite o cuando dé
la ceremonia del tiempo ocurrirá otra vez
inexplicable cuando quite o cuando dé
la ceremonia del tiempo ocurrirá otra vez
la ceremonia del tiempo ocurrirá otra vez